Guadalajara
18 Mar, Monday
23° C
TOP

Así me fue viajando con mochileros.com.mx al OktoberFest

Para los que siguen mi blog constante mente se habrán dado cuenta que he visitado varias veces el continente Europeo, entonces se preguntarán ¿Porque viajar con una agencia de viajes a Europa? Yo también me lo preguntaba, pero en mochileros encontré una formula perfecta de viaje y quiero contarles mi experiencia en este viaje que hice con ellos al OktoberFest en Munich, Alemania.

Viajas con amigos

Días antes de que sucediera el viaje me agregaron a un grupo de Facebook y whatsapp donde se encontraban ya todos los mochileros del grupo. Desde ahí ya se veía el compañerismo, algunos buscando resolver alguna duda, otros ayudando a responderlas y posteando ideas para el viaje, poco a poco empiezas a conocer digitalmente a quienes serán tus compañeros de viaje. 

Desmiénteme si estoy mal, pero una de las cosas que más nos detiene para viajar más (a parte del dinero jaja) es el miedo a viajar solos ¿A poco no? Los amigos nunca pueden acomodar su calendario o nunca tienen dinero, en fin puros pretextos. Este tipo de viajes hace que te sientas más en confianza, al final viajas con amigos.

El primer día en Munich

Llegó el gran día, muchos de los mochileros viajaron de la ciudad de México. Yo viaje una semana antes a Europa para verme con unos amigos, así que a mi me toco viajar de España a Munich en Alemania.

Solo hizo falta bajarme del avión y caminar un poco por el aeropuerto para empezar a sentir la vibra del Oktoberfest, muchos con chela en mano, otros tantos con su Lederhosen puesto (La vestimenta tradicional) y de pronto ya sentía una sed de esas malvadas.

¿Que es lo increíble de este evento? Tan solo imaginen a toda una ciudad poniéndose de acuerdo para tomar cerveza, es simplemente épico.

Encuentro con el grupo

Aunque algunos ya se habían podido conocer en el Aeropuerto o por que vivían en la misma ciudad, llegó el momento de conocernos en modo mochilero y que mejor que hacerlo mientras nos tomábamos nuestra primera cerveza haciendo check in en lo que sería nuestro hospedaje por dos días.

¿Has escuchado el término Glamping? Si no lo has escuchado te explico: Glamping es un reciente fenómeno global que combina la experiencia de acampar al aire libre con las condiciones y comodidades de un hotel u hostal chingón, en pocas palabras, acampas con estilo.

Aunque algunos ya se habían podido conocer en el Aeropuerto o por que vivían en la misma ciudad, llegó el momento de conocernos en modo mochilero y que mejor que hacerlo mientras nos tomábamos nuestra primera cerveza haciendo check in en lo que sería nuestro hospedaje por dos días. ¿Has escuchado el término Glamping? Si no lo has escuchado te explico: Glamping es un reciente fenómeno global que combina la experiencia de acampar al aire libre con las condiciones y comodidades de un hotel u hostal chingón, en pocas palabras, acampas con estilo.

La mayoría de las personas están acostumbradas a una monótona forma de viajar, quedarse en hoteles, subirte al camionsito rojo y conocer la ciudad con un audioguia, Con mochileros esto ¡Jamás va a suceder! Cuando viajas con ellos te quedas en hostales (Solo por esta ocasión toco en camping), así que imaginen los lazos que creas con las personas que viajas, no solo son tus compañeros de aventura, son tus roomies, tus compañeros de penas, tus mejores amigos por la duración del tour y muy probablemente también cuando este termine, aquí comienza la verdadera aventura. 

Normalmente el primer día de los tours de mochileros son bastante relajados con el fin de que podamos reponernos del jetlag y aclimatarnos a la ciudad. Muchos lo usan para comprar algunas cosas que les hicieron falta, chip de teléfono entre otras cosas.

Después de acomodarnos en grupos en nuestras tiendas de campaña y darnos un baño rápido, salimos a conocer un poco la ciudad. Nos movimos en metro y llegamos a los principales puntos de Munich en donde Jorge nos explico lo más importante de la historia que sucedió en estos lugares, para después adentrarnos al famoso parque inglés, el cuál lo recorrimos en bicis eléctricas.

Después del paseo se me hizo muy chingón el detalle del staff de comprarnos algunos bocadillos tradicionales y bastante cerveza para terminar el día admirando el atardecer en un picnic improvisado en el parque. Son detalles que nacen por parte de mochileros ya que según yo esto no estaba incluido o mencionado en el tour. Cuando viajes con ellos te darás cuenta que esos son los indicios de una larga noche, las llamadas “Chelas tranquis”, así que cuidado.

 Hofbräuhaus

Terminado nuestro pic nic nos fuimos directo a la cervecería Hofbräuhaus la cuál es famosa no solo por su cerveza que ha evitado invasiones extrangeras (Enserio… El rey Gustavius de suecia acepto no invadir Munich a cambio de 600,000 litros de esta cerveza) o por ser la cervecería más grande en todo Munich, si no por que hace muchos años, en su segundo piso fué donde Hitler mantenía sus reuniones del partido socialista.

Por un momento pensé que la noche acabaría después de la cena, pero con mochileros esto era solo el comienzo. Al regresar al camping, el cuál era más bien una pequeña ciudad, con supermercado, tiendas y obviamente un bar; Ya nos esperaba una buena fiesta, así que el llamado mochilero no se hizo esperar pero con la advertencia de que al otro día teníamos que salir muy temprano ya que teníamos una mesa reservada en el Oktoberfest, algo que es bastante difícil de conseguir y que no podíamos arriesgar a perder.

Llego el día del OktoberFest

Algunos desvelados y otros crudos salimos camino al objetivo máximo del viaje, ser parte de una de las fiestas más famosas del mundo, el Oktober Fest.

El Oktober fest sucede en una especie de explanada en donde se montan las famosas carpas de las cervecerías, restaurantes y los juegos mecánicos al fondo. La cantidad de personas que había en este lugar, a pesar de ser las 11 de la mañana ya sorprendía.

Tuvimos la suerte de que se cruzaron dos grupos de mochileros, así que eramos bastantes. Poco a poco nos fuimos reuniendo por que a pesar de existir un itinerario en estos tours cada quién es libre de decidir irse por su lado o bien, elegir mantenerse con el grupo. Esto esta chingón por que si te pones una pedota el día anterior simplemente te reúnes con el grupo más tarde o en caso que quieras ver algo extra puedes hacerlo.

Ya en la carpa, la cerveza comenzó a invadir las mesas y poco a poco el grupo inició a calentar motores para lo que nos esperaba. Por cierto, como tip recuerda que cada vez que pidas algo normalmente debes de darles a los meseros de .50 centavos a 1 Euro, con esto las mantendrás contentas y te atenderán muy bien. Piensa que hay miles de personas y quieres que cuando se te acabe tu chela no tengas que esperar horas.

La comida llegó, un delicioso platillo tradicional acompañado de una buena cerveza. Debes saber que estas cervezas son preparadas especialmente para este evento y normalmente tienen mucho más porcentaje de alcohol que su versión original, por lo que hay que tener cuidado, de hecho si tienes la oportunidad de hacer este viaje podrás ver que de pronto las personas comienzan a gritar incitando a que alguien se termine todo un tarro de golpe, pero cuidado, por que si lo haces no pasaran más de 10 segundos para que tengas un guardia escoltándote a la salida. Esto lo hacen para cuidar que no suceda un accidente por el consumo irresponsable.

Cada carpa pertenece a una cervecería y son ambientadas con una banda en vivo que se coloca al centro del lugar y con la que todos corean canciones en Alemán y el himno tradicional. Es bastante impactante estar en un evento de esta magnitud; Miles de personas de todo el mundo, todos super amigables y la fiesta es tremenda, basta cruzar miradas con alguien para provocar un nuevo brindis. De hecho, ese es un punto a favor de Mochileros ya que viajar con un grupo de mexicanos en modo fiesta es un imán de personas que quieren pasarla bien. Nuestro grupo comenzó a corear cielito lindo entre otros éxitos y las personas comenzaron a acercarse a nuestra mesa a tomarse fotos, a querer ondear nuestra bandera, en fin, el ambiente se pone muy bien.

La mañana y la tarde la pasamos en esta mesa que teníamos reservada hasta las 2 de la tarde. Después de esto entramos en el modo “Sálvese quién pueda” ya que los lugares son limitados, si te sales de la carpa y llega a su máxima capacidad ya no podrás entrar, así que todos nos pusimos a buscar un lugar y por suerte encontramos uno en la misma carpa pero en la parte de afuera.

A pesar de que ya iniciaba el frio por ser octubre, ese día el clima estuvo perfecto y por la tarde no hubo necesidad de traer una chamarra.

El tema de los baños fue todo un reto, al principio no hubo problema la fila tenía mucho movimiento, pero poco a poco la situación se fue descontrolando, los baños se llenaban y muchos no aguantaban y comenzaban a hacer sus cosas por todos lados (Lejos de las mesas), así que cada tarro que tomabas ponía a tope tus habilidades de aguantar o escabullirte en la fila.

Ya que anocheció Jorge nos dijo que debíamos tratar de entrar de nuevo, que por la noche es otro mundo totalmente. Lo intentamos yo creo que por una o dos horas hasta que encontramos la forma y pudimos colarnos al interior y conseguir un espacio para hacer fiesta por un rato más.

Sin duda tenía razón, el lugar parece otro, las personas ya no están sentadas, están sobre las mesas, ya se comienzan a ver los estragos de la fiesta en muchas personas, pero la fiesta sigue.

Sin duda este viaje ha sido una de las mejores experiencias que he vivido, debo decir que también fue una de las más agotadoras, imaginen estar bebiendo cerveza desde las 11 de la mañana hasta la madrugada. Aún así todo valió la pena, fue un gusto conocer a todos los mochileros del grupo y al equipo rifado de Mochileros.com.mx, les recomiendo mucho esta experiencia.

Comentarios

Alex Jumper 〰Travel, inspiration & adventure ✖️🍃Quit my job, started my own company. Now it's all about enjoying life Alex@alexjumper.com