Now Reading
¿Cómo es irte a trabajar a Cánada siendo mexicano?

¿Cómo es irte a trabajar a Cánada siendo mexicano?

¡Viajeros! gracias por visitar nuevamente mi blog. Estoy muy emocionado por todos los mensajes e historias que me han mandado para la sección de relatos de viaje. En esta ocasión les comparto la experiencia de un viajero mexicano que se fue a trabajar a Canadá sin papeles.

¿Tienes una historia que contar? Mándame un mensaje en mi facebook.


Cada viaje nos hace cambiar y aprender de maneras que nunca pensamos. Considero que siempre es para bien. Siempre quise compartir mi historia con otros viajeros y por fin encontré un buen lugar para hacerlo ¡Muchas gracias Alex!

Vancouver es una ciudad espectacular, con una cultura diversa, buen clima, fiesta, paisajes, personas y algo muy importante en esta historia, TRABAJO. Sinceramente yo me fui para mejorar mi ingles, pero como bien ya lo dije, VIVIR y conocer nuevos lugares. Quería experimentar y reinventarme, ya que como todo recién graduado nos cuesta saber que es lo que queremos en la vida, esto les puede pasar a cualquier edad y bajo cualquier circunstancia.

En el momento que decidí irme a Vancouver, me di cuenta que por suerte ya tenía un amigo viviendo allí. Le pregunté que tal se encontraba la ciudad y me vendió muy bien la idea, ya que me dijo que era todo paz y tranquilidad, no mintió pero le faltaron algunos detalles que m{as a delante entenderán. Así que decidí renunciar y en 2 semanas irme a Vancouver. Fueron muchos los días que pensaba en los contras y en los pros de esta decisión; El tiempo, el dinero y el crecimiento en una empresa importante que podría perder. Al final una idea surgió dentro de mi y fue la que hizo que tomará la decisión final de irme, la cual fue la siguiente. “Soy lo suficientemente capaz para lograr lo que hoy tengo y lo que hoy dejo, por lo que lo único que tengo ante esta situación es mucho que ganar y nada que perder”. Afortunadamente estuve en lo correcto, al terminar mi viaje y regresar a México no solo tenía lo que dejé, sino que obtuve toda una experiencia de vida y un crecimiento personal, el cuál no hubiera tenido sin arriesgarme a vivir esta experiencia.

Entonces, renuncié a mi trabajo y emprendí el viaje. Se preguntarán ¿cómo lo hice?. Es importante saber que para pasar a otro país y que no piensen que te quedarás a trabajar es importante poder comprobar una buena cantidad de dinero, entonces aquí les cuento como lo logré:

Pedí mis estados de cuenta de mi tarjeta de débito y de mis tarjetas de crédito. En ese momento mi tarjeta de débito reflejaba $15,000 pesos y mi tarjeta de crédito un límite de crédito de $30,000 pesos así que tenia disponible la mitad por la deuda ya mencionada. Al ya tener mi información financiera impresa por un banco, saque mis $15,000 pesos de la tarjeta de débito y los cambié por dólares canadienses, en un promedio de $15.00 por dólar. Estamos hablando que llevaba conmigo alrededor de $900 dólares canadienses, por lo que en la aduana cuando me preguntaron si traía dinero, dije que tenía $900 dólares + otros $900 dólares en mi tarjeta de débito y otros $900 dólares como saldo en mi tarjeta de crédito, aparentando que tenía disponible $2,700 dólares, más que suficiente para un viaje ficticio de 2 semanas.

Mi inglés claramente no era el mejor, aunque el suficiente para poder contestar las preguntas de los agentes de migración y poder darme entender en mi viaje. Gracias a mi amigo que ya estaba en Canadá me sentía de cierta manera apoyado a que lo que hacía no era una locura. No sabía que lo que se venía si era completamente una locura, hacerte de comer, trabajar para mantenerte y vivir con otras personas no es algo que espante a las personas cuando crecen, el problema fue que yo no estaba acostumbrado a eso y mucho menos a conseguir un trabajo que no tuviera que ver con mi carrera, superar tus límites y resistir cualquier problema y obstáculo. Estar en otro país representa adaptación y es justamente lo que me enseño este viaje, adaptarme a que no importa en qué situación te encuentres, nosotros los seres humanos estamos hechos para la aventura.

Mi viaje no empezó del todo bien. Para ahorrar dinero decidí comprar un vuelo que hacia 3 escalas, fui a Houston, San Francisco y Vancouver. En mi viaje a Houston, el vuelo se retrasó y al llegar tenía una fila interminable para pasar la aduana, lo cual ocasionó que perdiera mi conexión y por consecuencia mi maleta se perdió. Tuve que buscar a la aerolínea y negociar que me dieran otro vuelo, lo cual afortunadamente fue favorable.

El siguiente obstáculo fue llegar a la aduana de Vancouver. Enfrentarme a los policías y no saber que me preguntarían. Recuerdo que fue una sensación de miedo; Miedo a ser deportado y a perder todo lo invertido.

Para poder mantener mi historia de turista, compré un vuelo redondo, fingiendo que me quedaría por 2 semanas, pero la realidad es que no sabía por cuanto tiempo me quedaría y por supuesto no venía solamente de turista, venía a trabajar de ilegal a un trabajo que ni siquiera tenía y que tendría que llegar a conseguir.

El policía me hizo preguntas de todo tipo para ponerme nervioso, espero pronto subirles una guía con consejos para que estén preparados en estos casos y que puedan contestar correctamente para que pasen sin problemas, pero al ser la primera vez que lo hacía nadie me aconsejo
a que tener que contestar. Por suerte logre pasar, sin mochila porque estaba perdida en San Francisco.

Reservé dos días en un hostal muy conocido “Cambie”, un lugar que es uno de los bares más visitados por Vancouver, en la mayoría de los hostales tienen un bar en el mismo, pero “Cambie” tenía una fama ya muy importante, sobre todo los martes, aunque eso será un tema que incluiré en la guía de viaje a Vancouver.

Al llegar a Vancouver sin mochila, ya se imaginarán… Todo me daba vueltas; No tenia trabajo, mi amigo no me contestaba, no tenia ropa (Me acuerdo que al bañarme me tuve que secar con una camisa extra que llevaba por el frio).

Por suerte, conseguí que me mandaran al día siguiente mi Maleta, la cuál me obligo a quedarme en el hostal para evitar que se volviera a perder al no encontrarme. Al recibir mi maleta todo mejoró, mi amigo me contesto y me dijo que un conocido suyo había dejado de vivir en su departamento por lo que yo podía vivir con ellos, lo cual fue de gran suerte ya que estaba buscando donde vivir sin conocer a nadie. Por fin logre llegar a mi futura casa, pero ahora me faltaba encontrarle respuesta a la siguientepregunta, ¿Cómo conseguir trabajo?

¿Cómo conseguir trabajo en Canadá?

La vida en Canadá es muy costosa y más si vienes de México, ya que nuestro poder adquisitivo en relación al de ellos es muy distinto, su moneda por obvias razones hacía que todo fuera muy costoso, por lo que era vital encontrar trabajo lo antes posible.
Encontrarlo puede ser algo fácil o lo más difícil del mundo. Más que suerte, necesitas tener actitud y perseverancia.

See Also

Mi primer trabajo fue un golpe de suerte, me encontré con una señora que andaba reclutando a mexicanos para trabajar en una construcción, el titulo del puesto es “Labor”, se trataba de mantener en orden unos departamentos que se estaban construyendo, desde aspirar, barrer y otras cosas sencillas y por otro lado era cargar ventanas, cargar madera, cargar bolsas de cemento, cajas de tornillos y cualquier cosa que necesitaran en la construcción, en pocas palabras éramos los chalanes de la construcción.

En ese trabajo me ofrecieron ganar $13 dólares la hora, lo cual eran muy buenos considerando que era un trabajo estable y que era todos los días

En este tipo de trabajos se corren diferentes riesgos, debes de tener cuidado de no cortarte usando herramientas como taladros, sierras, martillos y de igual manera me encontré con muchos otros peligros que me tomaron por sorpresa al no conocer el oficio, por ejemplo, los clavos en el piso, maderas que lanzan para limpiar la construcción desde los últimos pisos, los camiones descargando materiales o maquinaria que pudiera lastimarte. Los riesgos van desde lo lógico hasta lo que en México no se considera peligro. Me acuerdo que me toco usar una mascara con un purificador de aire y unos trajes blancos para que el material que se usaba no entrara y te contaminaran tu ropa ya que era un material dañino para la salud.

En ese momento ganaba más que un licenciado en México y eso que trabajaba como chalan de una obra. Es importante considerar que el costo de la vida es más elevado y que por eso ganas más, pero no puedo evitar mencionar que la calidad de vida fue diferente y realmente ganaba el dinero suficiente para ahorrar sin problemas en 3 meses más de $35,000 pesos.

Mis trabajos se concentraron en cargar madera, bolsas de cemento, taladrar, poner cemento, carga de material de obra, demolición de casas para su reconstrucción, mesero, entre muchos trabajos más relacionados a la construcción. Como todo en la vida es solo de acostumbrarse, al frio, a madrugar, a trabajar de manera física y no mental, esperar un pago que
bien no podría llegar al ser ilegal y te podía engañar, al conseguir herramientas para trabajar y al salir cambiando de ropa después de cada trabajo como un turista al no tener papeles para trabajar, entre otras cosas más. Bajo esta descripción podrían decir, ESTO NO PARECE UNA AVENTURA DIVERTIDA, SINO TODO LO CONTRARIO.

Hacen falta mil palabras para describir los sentimientos de aventura,
de superación, de orgullo, de saber que no tienes limites, el saber que no importa si no tienes dinero, si no sabes un idioma, si no conoces gente, si tienes problemas de cualquier tipo, la vida siempre vuelve a empezar dependiendo de uno como decida verla. Como bien la vida no es fácil,
tampoco es difícil, es un punto medio que es dar y recibir, por lo que aunque fue una aventura completamente fuera de lo pensado, viaje y conocí paisajes, probé diferente comida, aprendí o mejore un idioma, aprendí a valorar las cosas, aprendí a no darme por vencido, me enamoré,ligue, me emborrache, me perdí, me corrieron, me persiguieron y todo eso lo hice gracias a una decisión que no me arrepiento.

Al regresar a Guadalajara simplemente volví a buscar un trabajo y lo conseguí y me di cuenta que uno nunca pierde el tiempo si hace lo que uno desea y sueña.

En mi siguiente aportación al blog les daré detalles de lo que fue mi estancia en Vancouver, como viví y sobreviví y también algunos secretos para que tu también puedas vivir esta aventura y ganar bastante dinero.


¿Tienes una historia que contar? Mándame un mensaje en mi facebook.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0