Guadalajara
19 Dec, Wednesday
5° C
TOP

Perdido en Romania sin pasaporte

Me disponía a viajar a Hungría en un tren nocturno , desafortunadamente la diferencia de idiomas me complico un poco el trayecto y termine en un pueblo desconocido en Romania; De madrugada y después de haberle entregado mi pasaporte a un “oficial “qué desapareció simplemente en la estación.

backpacktrain

Me encontraba recorriendo Europa y había escuchado bastante sobre la vieja Europa del este, ya había visitado Berlín y Praga pertenecientes a este sector del continente y me parecieron increíbles (Aunque a Berlín no le encontré mucho, quizás deba volver…) Así que quería adentrarme aún más y por eso me dirigía a Hungría, específicamente Budapest; Hungría fue una potencia hasta el final de la Primera Guerra Mundial, cuando la derrota llevó a la firma del Tratado de Trianon que le supuso la pérdida de más de dos tercios de su territorio. Desde entonces su economía no ha sido de lo mejor para sus habitantes, sin embargo para los visitantes es un paraíso ya que es una ciudad llena de historia, cultura y entretenimiento a un precio relativamente bajo para foráneos.

11:30pm

Continuando mi relato, iba a ser un trayecto nocturno ya que quería aprovechar el tiempo; dormir en el tren y llegar por la mañana a la ciudad y estar listo para recorrerla. Es la famosa regla de las 7pm; un tip que funciona bastante bien para evitar pagar una noche de hospedaje. El tren que aborde, era tan antiguo que los baños eran literalmente un baño de casa… y para lavarte las manos había un jabón de barra que supongo se compartía con toda la tripulación; no sabía si era mejor lavarme las manos o no. El tren no estaba lleno por lo que me toco un compartimiento bastante amplio y sin otras personas, el cual era cómodo. Los asientos eran del estilo de un Grand Marquis antiguo de esos en los que todos cabían en la parte de atrás y el mismo sillón te atrapaba, por lo cual no tuve problemas para dormir, pero al final ese fue el problema…

trainprage

2:30AM

Como es parte del procedimiento normal de guardias fronterizos, en cada frontera me despertaba un oficial para revisar mis documentos y sellarlos en aduana. Después de varias horas y de varios controles se me hacia raro no llegar a Hungría, así que le pregunte al conductor si faltaba mucho tiempo, el me pregunto mi destino y respondí “Budapest” me comento que el pasaría a avisarme cuando estuviéramos cerca. Al cabo de unas horas volvió a pasar y volví a preguntar el tiempo; para mi sorpresa, las personas del este en su mayoría no hablan muy bien ingles y el hombre me había entendido “Bucaresti “ la capital de Romania…. No podía creerlo, ya habíamos pasado Hungría completa! , me recomendó bajar del tren en la siguiente estación, un pueblo fantasma que nunca pude reconocer ni encontrar en un mapa.

Créanme era como película de suspenso, era invierno, de madrugada, además ya me encontraba hasta en otra zona horaria; había neblina envolviendo la estación y de ahí sale aquel oficial a pedirme mi pasaporte para después desaparecer….

tren

4:30AM

Después de entregar mi pasaporte al oficial que se perdió en la neblina, me fui a sentar a una banca de la estación donde se encontraban varias personas durmiendo en el piso, con uniformes al parecer de policía o de algún tipo de seguridad. Uno de ellos se despertó y quito su equipo para poderme sentar, hablaba un poco de ingles. Me comento que estaban ahí ya que eran guardias de tren pero su tren no había llegado desde hace dos días, y desde hace dos días se encontraban viviendo en la estación. Me mostró su arma y le pregunte si la había usado a lo que respondió de manera seria un “Sí”. Entre la platica surgió el tema de nuestro idiomas; me gusta siempre que me enseñen palabras básicas en otros idiomas como “Me das una cerveza”o “Donde esta el baño” para mi sorpresa este hombre sabia un poco de español debido a las telenovelas que su esposa veía por televisión, increíble… le pedí si me enseñaba a decir “Una cerveza por favor” en Rumano y así me explico “O bere Va rugam sa” se lo repetí y en ese momento salió de la estación y regreso con una cerveza! de donde rayos pudo haber sacado una cerveza en la madrugada !? pero fue algo bastante memorable en mi viaje.

Al Cabo de unos minutos apareció el oficial con mi pasaporte avisándome que mi tren de regreso a Budapest llegaría en 10 minutos, que me preparara.

Desde ese día no volví a soltar mi pasaporte tan fácil y espero ustedes no lo hagan.

Si te gusto este post regálame un like, comenta, comparte y suscríbete a mis redes sociales. Si quieres recibir nuevos relatos suscríbete a mi newsletter.

Comentarios

Alex Jumper 〰Travel, inspiration & adventure ✖️🍃Quit my job, started my own company. Now it's all about enjoying life Alex@alexjumper.com